Páginas vistas en total

19 nov. 2010

POEMA DEDICADO A: ANTONIO, JUANA Y SU HIJO.

Mientras desmontábamos la caseta, Dº Luis Sereanaa, me dejó un poema dedicado a los Meño, cuando llegué a mi casa me puse a leerlo con la tranquilidad que se merecía, así que como no colgarlo y darle las gracias por ello.
Que el mundo se entere
que el mundo sepa la verdad
la falta de respeto a las personas
de esa gente ruin y desalmada
cuanto daño suelen causar


Que el mundo lo conozca
que se corra la voz ya
que hay gente irresponsable
que cometen graves delitos
jugando con la vida
y el futuro de los demás


El mundo debe conocer
de lo sucedido, toda la verdad
lo ocurrido, con Antonio Meño
un hombre joven y normal
entregado a un arreglo de estética
bajo los cuidados
de un supuesto profesional
pero que abandona su trabajo
abandonando así una vida
que es obligado seguir vigilando
porque es la única responsabilidad


Ahora se esconde
por que solo desea olvidar
ahora andará entre cloacas
sabiendo que mintió a la verdad
que merece el mayor de los castigos
por su negligencia y su maldad
por su falta de hombría
por su falta de profesionalidad
viviendo tantos años en la mentira
y con sus socios, en complicidad
"tanto monta, monta tanto
eso que todos ahora deben pagar


Que el peso de la justicia
como castigo, les caiga ya
por que los clientes
hasta que no salgan por la puerta
no  finaliza la responsabilidad


Antonio
Que Dios te proteja
y a tus padres, ayude en la lucha final
les de todo su amor y bendición
 para que la verdad triunfe
y caiga sobre la mentira y la maldad
y descanséis los tres muchos años
sabiendo que la ley, y la justicia
ha reconocido la verdad, de la verdad.


De: Luis Serena.


Gracias Caballero.

18 nov. 2010

UN MILLÓN DE GRACIAS.

Ante todo agradecer a todas las personas que, a lo largo de estos 522 días han dejado su firma y apoyo a la familia Meño.

No podemos dejar sin mención a los medios de información, aunque su aparición haya sido un poco tarde, hacer esta observación con el ánimo de que en futuras luchas de este tipo, no queden en un solo comentario en unos pocos medios.

Sin lugar a dudas a todas las personas que han estado muy cerca a diario en la plaza, vecinos que con su presencia y ánimo han mitigado un poco el que hacer diario de algo que nunca nadie tendría que estar en la calle por el mal hacer de profesionales sin humanidad ni ética profesional. AFORTUNADAMENTE SIGUEN QUEDANDO PERSONAS CON ESA ÉTICA PROFESIONAL EN SUS MANOS.

22 Años de lucha y sufrimiento que jamás se podrá pagar ni con todo el Oro de Mundo, a una familia rota por el egoísmos he injusticias más despiadados. Se reabre el caso, lo que es un principio para no perder la confianza en esa Justicia perdida durante todos estos años.

Saludos.